Ferenc Purczeld Bíró Puskás «Cañoncito Pum»

Ferenc Puskás ha dejado una huella imborrable en el Real Madrid. Su caballerosidad, compasión, simpatía y excelente actuación en la cancha deslumbraron a los aficionados blancos. Como delantero batió todos los récords goleadores y ganó el trofeo al mejor anotador del siglo XX.

Sí has llegado hasta aquí es porque estás buscando toda la información necesaria para conocer en profundidad la carrera de Ferenc Puskás. El Comandante Galopante, The Galloping Major, Cañoncito Pum, Pancho, Öcsi… en el Real Madrid. Sobre todo, esperamos que lo disfrutes.

Índice de contenidos

Primero conoce a Ferenc Puskás en 1 minuto.

Ferenc Puskás en 1 minuto
Además, en solo 1 minuto, 5 datos de la carrera profesional de Pancho Puskás

Datos Generales de Ferenc Puskás

Nombre:Ferenc Purczeld Bíró
Fecha de Nacimiento:2 de abril de 1927
Fecha de Fallecimiento:17 de Noviembre de 2006, 79 años
Lugar de Nacimiento:Budapest
Nacionalidad:🇭🇺 Hungría y 🇪🇸 España
Estatura / Peso:1’72 m / 75 kg
Posición:Delantero
Años Real Madrid:1958 · 1967 (9 Temporadas).
Partidos jugados:262 partidos oficiales en el Real Madrid.

Asimismo, debutó en partido oficial el 14 de septiembre de 1958, en la primera jornada de Liga 1958-1959, en el estadio Insular de Las Palmas, el Madrid ganó 1-2 gracias a dos goles de Rial.

Crónica del Partido Las Palmas 1 Madrid 2. 14 de Septiembre de 1958. Debut de Puskás.
Crónica del Partido Las Palmas 1 Madrid 2. 14 de Septiembre de 1958. Debut de Puskás.

Palmares en el Real Madrid.

Copa de Europa / Champions League🏆1958,🏆1959,🏆1965
Liga🏆1960, 🏆1961, 🏆1962, 🏆1963, 🏆1964, 🏆1966
Copa España🏆1961
Copa Intercontinental🏆1961
Pichichi🥇1959, 🥇1960, 🥇1962, 🥇1963
Máximo Goleador de la Copa de Europa🥇1960, 🥇1964
Balón de Oro🥈1960 (Por detrás de Luís Suaréz Miramontes)
En resumen, 3 Copas de Europa, 6 Ligas, 1 Copa, 1 Intercontinental, 2 veces máximo goleador europeo, balón de plata y fue 4 veces Pichichi.
Las dos "Vidas" de Puskás
Las dos «Vidas» de Puskás

Datos Estadísticos de Ferenc Puskás

Estuvo en el Real Madrid de 1958 a 1967, 9 temporadas

  • Liga jugó 180 partidos, 16.175 minutos, en los que marcó 156 goles (0,87 goles).
  • Copa de Europa jugó 39 partidos, 3.457 minutos, en los que marcó 35 goles (0,9 goles/partido).
  • Copa España jugó 41 partidos, 3690 minutos, en los que marcó 49 goles (1,2 goles/partido).
  • Intercontinental jugó 2 partidos, 180 minutos, en los que marcó 2 goles (1 gol/partido).

En Resumen, jugó 262 partidos, en los que marcó 242 goles, 0,92 goles/Partido.

Con Puskás en el campo, el Real Madrid ganó 187 partidos (70%), empató 32 (12 %) y perdió 47 (18%).

Vuelta de honor de los jugadores del Madrid con el Título de liga del año 61.
Vuelta de honor de los jugadores del Madrid con el Título de liga del año 61.

Así jugaba Ferenc Puskás.

Hablamos de un jugador de leyenda, que donde ponía el ojo, ponía la pelota. Poseedor de un cañón en su zurda, rompió las redes rivales casi más veces que partidos jugó. Su verdadero apellido era Purcelzd pero lo cambió por Puskas que significa “fusilero” en húngaro, apodo que le venía que ni pintado.

Goles y Jugadas de Pancho Puskas

Puskás fue un delantero con una zurda brillante, un disparo letal y una inteligencia claramente superior para la época. Rozando la perfección y la genialidad en el trato del balón.

Así se definió él en su autobiografía:

La mayor parte de mi carrera se concentró en marcar goles, tantos como pudiera. Siempre intentaba colocarme en una posición en la que tenía un 75% de posibilidades de recibir el balón. Si se presentaba la ocasión, la aprovechaba sin dudarlo un instante

Tenía un talento natural, pero él lo desarrolló y perfeccionó de niño entrenando hasta el extremo sus habilidades técnicas. Ponía el balón con la zurda donde le daba la gana, casi como un lanzador de cuchillos de circo. La pelota le obedecía. Su talón de Aquiles fue siempre su condición física. Tenía tendencia a engordar. Sin embargo, todo lo compensaba con sus goles. Jamás dejó de marcar y marcar. Uno de los mejores goleadores de la historia según las estadísticas, sino el mejor. Como decía Puskás a su familia: “No os preocupéis, mientras siga marcando goles, todo irá bien”.

Y así hablaban de él compañeros y rivales.

Como futbolista fue un futbolista de verdad. Subía, bajaba, no tenía resistencia, ni continuidad, pero sabía jugar la pelota, correr sin la pelota, desmarcarse, era un delantero, un delantero normal, «nor-mal», póngalo así.

Hacía paredes, bajaba a buscarla, esperaba al compañero. No se marchaba hacia adelante, no, te esperaba, te apoyaba…

Que ahora hay mucho intruso, cantidad de intrusos en esto del fútbol. Si dices lo que estamos diciendo de Pancho nos dirán que venimos de la estratosfera…

Ahora dicen que la pegan con efecto. Puskas ya le pegaba con efecto, y de volea, y según le venía.

Cuando se ponía delante del contrario o le hacían falta o no le agarraban más.

Di Stéfano sobre su gran amigo Puskás

Cuando hablo de Pancho me pongo de pie. Era un portento, un superdotado

Amancio Amaro

Fue un jugador entrañable y una persona grandiosa. Era todo cariño y amabilidad. No tenía enemigos y como goleador no tenía parangón

Paco Gento

Ha sido uno de los mejores jugadores que he conocido. Jugando yo en Osasuna me dijeron que tenía que marcarle. Me volvió loco y en el descanso me dijo el entrenador que pasase a marcar a Di Stéfano. Luego conviví mucho con él en el Real Madrid y además éramos vecinos

Pachin

Si Puskas le daba una vez al balón, marcaba dos goles

Czibor, exjugador húngaro

Su trayectoria en el fútbol.

Su inicios, su «Primera Vida».

Antes de la llegada al Madrid, Puskás tuvo una primera «vida» en la que se convirtió en leyenda de Hungría. Con un gran reconocimiento en el fútbol mundial.

Su niñez la paso en las afueras de Budapest, Kispest un pequeño pueblecito, jugando al fútbol desde la mañana hasta la noche.

Öcsi (mote con el que llamaban a Puskás sus familiares y amigos) siempre hurtó las medias de mamá, pues las usó para preparar sus pelotas de trapo. Era experto en prepararlas, comprimirlas…

En su niñez no le importaba nada, solo el fútbol y los amigos. Pero no fue un chico malo que andaba en las calles vagueando y haciendo travesuras. En las noches no se fue a ningún lado.

Cuando ya no se podía jugar fútbol, se quedó en casa. Le gustaba leer y fuimos a menudo al cine.

Por supuesto no le interesaban para nada las películas románticas, las que quería ver yo. Solo las películas con tiroteos, vaqueros…


No fuimos ricos, pero teníamos una niñez alegre y bonita. Vivíamos al lado de la cancha de Kispest en un departamento pequeño, de un solo cuarto donde dormíamos los cinco. Sin embargos éramos alegres

Éva Puskás, hermana menor de Ferenc Puskás
Equipo del padre de Puskás (de pie) en el que jugaba Pancho Puskás (sentado)
Equipo del padre de Puskás (de pie) en el que jugaba Pancho Puskás (sentado)

De chico iba corriendo al colegio, haciendo piques de esquina a esquina. Cuando veía un tranvía, empezaba a correr para ver cuán lejos podía llegar hasta que me pasara

Recordaba Puskás sus años de niño

Su primer club el Kispest después llamado Budapesti Honvéd, comienza la leyenda.

En noviembre de 1943, Ferenc Puskas hizo su primera aparición en el Kispest. Club que en 1949 se llamaría Budapesti Honvéd tras pasar a formar parte del Ministerio húngaro de Defensa.

Puskas Kispest

A los 16 años debutó con el Kispest -luego llamado Honved-, y a los 18 en la selección. Durante 13 años cosechó éxito tras éxito, con el Honved jugó 353 partidos en los que marcó 357 goles.

Ganó 5 Ligas de Hungría y cuatro trofeos de máximo goleador del campeonato magiar. Era el líder el equipo, y se ganó por su desempeño en la cancha el rango de coronel.

Gana la Medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952

El 2 de agosto de 1952, en el Estadio Olímpico de Helsinki, Hungría, con Puskas al mando, «El equipo de oro», se proclamó campeona olímpica. Tras derrotar 2-0 en la final a Yugoslavia con un gol de Puskás.

Puskás medalla de oro juegos olímpicos Helsinki 1952
Puskás medalla de oro juegos olímpicos Helsinki 1952

En ese momento se confirmó el inicio de una nueva era en el fútbol mundial. Hungría, con un título importante bajo el brazo, se postuló como la mejor selección del momento.
Puskás anotó tres tantos a lo largo del torneo y fue el mejor.

Humillación a Inglaterra en Wembley en «el Partido del Siglo»

Inglaterra, presumía de tener la mejor selección del mundo. Por desavenencias con la FIFA no participó en los primeros mundiales de 1930, 1934 y 1938.

Y venía de darse un batacazo en el Mundial de 1950. Pero como seguían pensando que eran los mejores, retaron a los Húngaros. Para decidir, según ellos, quien era la mejor selección del mundo.

Wright y Puskás se saludan antes del partido
Wright y Puskás se saludan antes del partido

El partido se disputó un 25 de noviembre en Wembley. Los inventores del fútbol nunca habían perdido en su terreno, lo que les convertía en favoritos. Entonces, apareció Puskás junto a los Czibor, Koscis, Hidegkuti y Bozsik para pegar una paliza histórica a su rival. Hungría, con lo que se denominaba el fútbol socialista (el técnico Gustav Sebes dijo que «todos tenían que hacer de todo»), ganó 3-6 con una exhibición.

Puskás metió dos goles. El primero de sus goles es antológico, recibe en el pico del área, pisa el balón hace un recorte y manda un obús al primer palo, imparable.

El primer gol de Puskás en el partido del siglo.
El primer gol de Puskás en el partido del siglo.

Aquel partido cambió mi forma de pensar. Creíamos ser los maestros y ellos los alumnos, pero fue al revés. No conocíamos a nadie, ni siquiera a Puskás. Nos enfrentamos a marcianos. Nos demolieron.

dijo Bobby Robson.

El segundo gol de Puskás es otro golazo, un gol olímpico.

Gol olímpico de Ferenc Puskás a Inglaterra

La federación húngara, habían estipulado un premio de 2.000 forintos por jugar en Wembley, la exhibición fue tan magistral que decidieron aumentarlo de modo sideral.

A Puskas creo que le dieron 50.000 o 100.000

contó el doctor György Szepesi, famoso radialista húngaro que esa tarde narró desde Wembley para toda Hungría.

A los 15 días volvieron a ganar por 7-1 en Budapest. El maravilloso juego húngaro impresionó de tal forma a los técnicos ingleses que trataron imitar el juego de los magiares, «Los Magiares Mágicos», cambiando el clásico estilo inglés, algo que no se habían ni planteando desde que el inventaron el deporte rey.

La final del Mundial de Suiza 1954, el «Milagro de Berna»

El 4 de julio de 1954, el público que acudió al Wankdorfstadion de Berna fue testigo de una de las mayores sorpresas de la historia del fútbol.

Llevábamos seis años sin perder ningún partido, pero caímos en el más importante

Ferenc Puskás

La todopoderosa selección húngara, favorita para conseguir el título de campeona del mundo con el que se coronaría como el mejor equipo del momento, perdió 3-2 ante Alemania Occidental ante el asombro de todo el mundo.

Alemania 3-2 Hungría. El Milagro de Berna 1954. Comentado por Pancho Puskás.

Puskás lesionado tras ser cazado por el alemán Werner Liebrich en el partido de la primera fase, regresó para la final sin haberse recuperado de la lesión en el tobillo que le había apartado de los partidos anteriores.

De repente nos dormimos y cuando despertamos estábamos perdiendo 3 a 2, en los últimos seis minutos de juego el árbitro inglés Ling me anuló un gol por un fuera de juego que no existió. Y el partido terminó cuando Czibor iba a ejecutar un córner a nuestro favor.

Ferenc Puskas, sobre cómo Hungría pudo perder la final de 1954.
Al Acabar Puskás denunció que los alemanes pudieron ir dopados…. y el tiempo le dio la razón

Después del partido, Puskas insinuó que los alemanes habían tomado sustancias químicas para incrementar su rendimiento al decir:

El vestuario alemán olía a jardín de amapolas.

Durante mucho tiempo aquellas palabras de Puskás no fueron más que una anécdota, pero en 2010 el Instituto Federal de Ciencias Deportivas alemán, elaboró un estudio donde llegaba a la conclusión de que al menos parte de aquella selección tomo anfetaminas. Es decir, jugaron dopados con la droga que los nazis tomaban en la Guerra Mundial, el «Pervitin».

droga que los nazis tomaban en la Guerra Mundial, el «Pervitin».

Aunque en realidad daría igual, ya que en aquella época no había ningún control anti-doping, por lo que doparse no era ilegal.

No obstante, el estudio demuestra que aquella selección alemana no realizo un acto heroico, sino que tuvieron ayuda química para mejorar el rendimiento.

Y la federación alemana prohibió a sus equipos jugar contra ningún equipo en el que estuviera Puskás.

Según se dijo aquellas declaraciones de Puskás insinuando que habían tomado sustancias químicas, no le sentaron nada bien a los alemanes, que al parecer vetaron a sus equipos a jugar contra cualquier equipo en el que estuviera Pancho.

De hecho, parece ser que estuvo a punto de no celebrarse la final de la Quinta Copa de Europa, la mejor final de la historia, entre el Eintracht alemán y el Real Madrid por este motivo.

Para que se jugará, dicen que Puskás tuvo que firmar una disculpa pública y la federación le dio luz verde al Eintracht para jugar aquella final.

Su salida de Hungría

Mientras los jugadores del Honvéd se preparaban para el partido de ida del Copa de Europa ante el Athletic de Bilbao, en Tata, a unos 70 km de Budapest. Estallo la rebelión social en Hungría.

La confusión invadía todo, se llegó a decir que el genio húngaro había muerto en las barricadas.

Un gobierno provisional en Hungría decidió de forma unilateral romper con los soviéticos, por suerte para los jugadores del Honvéd, les dio permiso para que viajaran a España a jugar contra el Bilbao.

La huida de Hungría de Puskas y su sanción

Para evitar problemas viajaron en autobús militar por la noche, el que usaban normalmente para viajar con el Hoved. Puskás en ese momento no lo sabía, pero no volvería a su país hasta 25 años después.

Llegaron a Bilbao y jugaron el partido como si no pasará nada. Mientras en su país, las cosas se ponían realmente difíciles, la Unión Soviética no podía permitir lo que estaba pasando, así que invadieron Hungría.

El Bilbao ganó 3-2 el partido, y los húngaros que en aquella situación no podían volver a su país. Organizaron una serie de partidos amistosos para ganar dinero para poder vivir.

Teníamos que trincar la tela como fuese porque nada teníamos.

Dijo Ferenc Puskás sobre la situación que tenía.

Para que no sancionaran al equipo, debían jugar la vuelta ante el Bilbao. Lógicamente en una Budapest sitiada no se podía jugar, así que jugaron en Bruselas, el partido quedo 1-1 clasificándose el Bilbao. Pero seguramente aquello es lo que menos importaba a los jugadores del Honvéd. Ya que las noticias que les llegaban de Budapest no eran buenas.

Sin poder volver a su país y eliminados en Europa, se embarcaron en una serie de partidos amistosos. Primero en Brasil, donde fueron tratados como celebridades.

Pero aquello a la Hungría ocupada no le gustaba. Así que presionaron para que no pudieran seguir usando el nombre del Hoved, así que en Caracas se denominaron como «Los húngaros». Pero sin el nombre del ya conocido equipo húngaro no generaban la misma expectación y tuvieron que regresar a Europa.

No podían jugar partidos amistosos, y con el gobierno socialista húngaro esperándoles para sancionarles por su huida. Los jugadores debían elegir que hacer, si volver agachando la cabeza o seguir viajando, pero sin equipo donde jugar.

Su peregrinaje por Europa

Pancho consiguió sacar a su Mujer y a su hija de Budapest, y le esperaban en Austria. Aunque no logró sacar a su madre ni a su hermana, Puskás decidió no volver. La mayoría de los jugadores sí que volvieron por miedo a lo que podía pasarles a sus familias.

Ferenc and Erzsébet Puskás con su hija Anikó
Ferenc and Erzsébet Puskás con su hija Anikó

En ese momento con aquella decisión su vida había dado una vuelta de 180 grados, había pasado de ser la gran estrella del fútbol húngaro, el gran capitán del Hoved y del «Equipo de Oro» a un apátrida, sin trabajo.

Después de conseguir jugar algunos partidos en Austria se fue a buscar fortuna en Italia, todavía la UEFA no le había sancionado por lo que podía jugar.

Pero pronto su situación empeoró, en su país le tacharon de «Traidor a la Patria» y la UEFA, presionada por la federación húngara, le sancionó sin jugar durante 2 años (que se reducirían a 18 meses).

En Italia, varios equipos intentan ficharle, pero al conocerse la sanción impuesta por la UEFA, sus opciones se esfuman.

Ante aquella complicada situación, Ferenc deprimido, encontró en la asequible pasta italiana su único consuelo y comió y comió, hasta tener un aspecto muy alejado del que debería tener un deportista profesional.

Al conocerse la reducción de la sanción a 18 meses, otra vez volvió a sonar para los equipos italianos, pero su condición física, pesaba 18 kilos de más, y sus 31 años echaban para atrás a todos los interesados. El Manchester United fue el que más cerca estuvo de ficharlo, pero su federación no le permitió fichar a un extranjero.

El intentó de ficharle por el Barcelona

El 25 de diciembre de 1957 Puskas acompañó al Wienner a Barcelona a jugar un amistoso ante el Barça, resuelto por 4-1.

El día 27 del mismo mes, El Mundo Deportivo tituló en portada: “Puskas celebró la Navidad con la familia Kubala”. Y subtituló: “Desea poder jugar en un club español”. Por entonces, la gran referencia húngara en el exilio estaba desde hace años en el Barça, Kubala, así que la integración de Puskas hubiese sido lo más natural.

Puskas celebro la navidad junto a Kubala
Puskas celebro la navidad junto a Kubala

A partir de aquí parte del imaginario culé, dice que presiones del Régimen hicieron que no pudiera fichar por el Barcelona. Y que por eso meses después ficharía por el Madrid.

Pero la realidad es más sencilla Emil Osterreicher, antiguo preparador del Vasas y el Honved, en aquel momento estaba en conversaciones con Bernabéu para formar parte de la secretaria técnica del Real Madrid, de hecho, en Febrero ya se dio la noticia de su contratación, aunque Ipiña seguiría en el cargo hasta finalizar la temporada.

Emil y Bernabéu había forjado una amistad durante el Comité que creó la Copa de Europa unos años antes, y convenció a Puskás , que también era amigo suyo, y a Bernabéu para que unieran sus caminos.

Osterreicher hizo las gestiones en nombre de Bernabéu. Estaba gordo cuando llegó, no se entrenaba. Prometió que no iba a tomar más cerveza y lo cumplió. Se pasó dos años sin probar el alcohol.

Recordaba Di Stéfano

Su fichaje por el Real Madrid en 1958. Su «Segunda Vida»

Finalmente, en mayo de 1958, Don Santiago Bernabéu, pese a no contar con el beneplácito ni del entrenador ni de buena parte de la directiva, fichó a Puskás, a comienzos de Agosto de ese año, con muchos kilos menos, fue presentado junto al resto de la plantilla.

Sólo estábamos los dos, Bernabéu y yo, pero yo no hablaba español y él tampoco hablaba húngaro. Pero conseguí explicarle que llevaba 18 kilos de más en la barriga. Él me miró, me entregó 5.000 dólares y me dijo: ‘Ése es tu problema’.

Puskas hablando de cómo le ficho Bernabéu básicamente hablando con señas con él.
Conversación entre Don Santiago Bernabéu y Puskás antes de fichar por el Real Madrid

Cuando Puskás llega a Madrid es un hombre acabado, gordo, oxidado, deprimido, viejo para el fútbol … Lleva casi dos años sin jugar por la sanción. Ya nadie confía en él. Solo el presidente Bernabéu, a quien Emil Osterreicher había convencido meses antes.

11 de mayo de 1958, el día de la firma de Ferenc Puskas en el palco del Santiago Bernabéu.
11 de mayo de 1958, Ferenc Puskás con Emil Osterreicher en el palco del Santiago Bernabéu.

(Luis) Carniglia (entrenador del Madrid de la época), al verlo, le dijo a Bernabéu que aquel barrigón no podía jugar. El presidente estaba desesperado. Y entonces fue cuando Puskas tiró de espíritu de superación y fue capaz de regresar a lo que siempre fue, un futbolista de primera talla mundial

José Emilio Santamaría

Parecía un embarazado. Llevaba dieciocho meses sin jugar, se había exiliado de su país y vivía en un pueblecito del norte de Italia. Me acuerdo que el día de la presentación parecía una mujer embarazada,

Jose Emilio Santamaria sobre el estado en el que llegó al Madrid.

Cuando Luis Carniglia, al saber del fichaje del jugador (12-18 kilos por encima de su peso ideal) le preguntó al gerente, Antonio Calderón que qué podía hacer con el húngaro, a lo que el sevillano le espetó: “Muy sencillo: ponerlo a punto. Ésa es su obligación”.

Y así lo hicieron, le pusieron a correr y correr, vestido con varias capas de ropa, con una estricta dieta.

¡Hijos de Satanás! Me tiré seis semanas sin escuchar otra cosa que corre, corre, corre. Los preparadores pensaron que me moría. Al mediodía me daban un descanso y en vez de comer me quedaba dormido sobre la hierba. Pero lo conseguí.

Así fue como consiguió perder Puskás los kilos de más.

Al principio aquel rechoncho y ya mayor jugador húngaro era mirado con cierta reticencia por el vestuario madridista, pero entonces Di Stéfano dijo sobre él:

Este Pancho maneja mejor la bola con la zurda que yo con la mano

Di Stéfano sobre Puskás

Y ya no hubo dudas, aunque la adaptación no fue rápida.

Cuando llegó, Pancho llevaba mucho tiempo sin jugar. Costó integrarlo, pero los grandes jugadores siempre se adaptan, y Pancho lo era. En cuanto agarró el punto físico, comenzó a funcionar. Su principal virtud, y esa nunca se pierde, es que era un goleador

Di Stéfano sobre la adaptación de Puskás,

En semanas, el húngaro se puso en forma y debutó con la camiseta del club merengue en Buenos Aires, en el Monumental

El XI madridista en el amistoso ante el River debut de Puskás,  agosto de 1958,  en el Monumental de Buenos Aires.
El XI madridista en el amistoso ante el River debut de Puskás, agosto de 1958, en el Monumental de Buenos Aires.

Lo primero que me impresionó a mi llegada al Madrid fue el orden y la seriedad de la casa. En seguida comprendí por qué ese club había conseguido sus éxitos. Y también era de notar la camaradería. Yo me sentí integrado en dos semanas o menos, y eso que no hablaba nada de español, sólo italiano. Y con eso y con señas, como los indios, me hacía entender

Puskás sobre su llegada al Madrid

La adaptación al Real Madrid

El gran capitán del Hoved, de la Selección Húngara …. llegaba con toda la humildad del mundo, para muestra un simple detalle, en sus equipos anteriores siempre saltaba el primero al campo liderando a los suyos. En el Madrid sin embargo salía de los últimos, para no llamar la atención ni molestar a nadie.

Antes de llegar al Madrid, había tocado fondo, sabía que esta segunda oportunidad era un regalo del destino y no quería hacer nada que lo estropeara.

Puskás era todo simpatía y carisma, tanto es así que consiguió caer bien a todo el mundo, incluido al siempre difícil Di Stéfano.

Es más, el argentino fue el que le puso el apodo de Pancho y le bendijo delante del vestuario.

Con este bamboche (gordito en lunfardo) nos hartamos a meter goles, dijo el primer día que lo vio jugar.

dijo Di Stéfano el primer día que lo vio jugar
Abrazo de Di Stéfano y Ferenc Puskás

Ambos conectaron por alguna extraña razón y surgió la magia. Puskás pasó en un chasquido de dedos de estar casi jubilado a jugar en el mejor equipo del momento y supo adaptarse.

Con Alfredo nos hicimos muy amigos. De entrada, me propuse estudiarlo, entender cómo era; él tenía un deseo desmesurado de ganar y era de una exigencia casi cruel, incluso con él mismo. Pasé ocho años maravillosos en España, me porté bien, fui un buen chico y los cien mil espectadores que colmaban el estadio fueron mis amigos

Puskás sobre cómo fue su convivencia con la saeta.

Sus temporadas en el Real Madrid

Las 9 temporadas que estuvo en el Real Madrid estuvieron llenos de grandes partidos, títulos y goles, muchos goles.

Puskás con las 3 camisetas que marcaron su carrera
Puskás con las 3 camisetas que marcaron su carrera

Su primera temporada 1958-1959

En su primera temporada Cañoncito Pum jugaría 39 partidos, 24 de liga, 5 de Copa y 5 de Copa de Europa. Y ya empezó a demostrar que lo suyo eran los goles, metió 21 en liga, 2 en Copa y otros 3 en Copa de Europa.

En especial su aportación fue importante en las semifinales de la Copa de Europa ante el Atleti, al que marcó 3 goles, 1 en el partido de ida en Chamartín y 2 en el partido de desempate en La Romareda.

Aquel año, el Madrid eliminó sin problemas al Besiktas, turco, y al Wiener, pero en semifinales le tocó el hueso, el Atlético:

Ellos tenían un gran equipo, con jugadores extraordinarios, como Mendoza, Peiró y Collar. Nosotros teníamos dificultades generalmente contra ellos, porque los partidos de rivalidad tienen un carácter difícil, sean de lo que sean. Y figúrese en la semifinal de la Copa de Europa. Entonces, como ahora, todo el mundo quería ganar al Madrid.

Puskás sobre las semifinales de Copa de Europa ante el Atlético de Madrid.

En la ida en Chamartín el Madrid ganó 2-1 y en el Metropolitano ganaba el Atléti 1-0, lo que empataba la eliminatoria y los llevaba a jugar el desempate.

El desempate se jugaría en La Romareda así lo vivió Puskás:

Recuerdo la responsabilidad anterior al partido. Había cierta seriedad en las caras. Si después de tres copas caíamos en la cuarta ante el Atlético, no sé cómo hubiera reaccionado la afición.

Puskás sobre como afrontaba aquel partido de desempate.

En un partido muy disputado el Madrid ganó 2-1 gracias a dos goles de Pancho.

Madrid-Atléti. Estadio de La Romareda . 13/05/1959. Desempate Semifinales copa de Europa 1958-1959.

En la final Puskás no juega, la versión oficial es que estaba lesionado, pero según Pancho no fue así:

En la final no me puso Carniglia. Me llevó a Stuttgart, pero luego dijo que estaba lesionado y puso a Mateos, que marcó el primer gol

Cañoncito Pum sobre el porque no jugó en la final de Copa de Europa

Ante Bernabéu, el entrenador alego que, siendo la final en Alemania, Puskás no sería bien visto …, sea por lo que fuera, aquello no convenció a Bernabéu que le cesó después de ganar la Copa de Europa.

Como anécdota, en aquella temporada Puskás llegó empatado a goles con Di Stéfano en la última jornada de liga, con 21 goles y con opciones claras de gol prefirió cederle el balón a La saeta para que el fuera Pichichi.

Pensé que, si anotaba no volvería a hablarme en la vida. Fue lo mejor que pude hacer. Nos hicimos muy amigos,

Recordó el húngaro en Puskas sobre Puskas.

Su segunda temporada 1959-1960: La exhibición de Glasgow en la quinta Copa de Europa.

En su segunda temporada Pancho Puskás jugaría 36 partidos, 24 de liga, 5 de Copa y 7 de Copa de Europa, siendo máximo goleador en todas las competiciones que disputó, metió 26 en liga, 11 en Copa y otros 12 en Copa de Europa. Aunque «solo» le sirvió al Madrid para ganar la Copa de Europa.

Aquella temporada siempre será recordada por la final de la Copa de Europa del Real Madrid ante el Eintracht de Fráncfort, la mejor final de la historia.

No pudimos salir de Glasgow. Necesitamos un día para salir. Nos llevaron por el centro de la ciudad y todo el mundo nos felicitaba y nos vitoreaba. Hubieses pensado que había sido su equipo el que había ganado

Pancho recordaba así

En aquel partido, Puskás, con 33 años, marcó cuatro goles y se convirtió en el único hombre capaz de lograr esa gesta en una final de la Copa de Europa.

La final de la Quinta Copa Europa comentada por Paco Gento y su familia
La final de la Quinta Copa de Europa comentada por Gento y su familia

Fue uno de esos momentos maravillosos en los que todo el equipo juega brillantemente y alcanzas algo parecido a la perfección futbolística

Puskas sobre la mejor final de Champions de la Historia

Aquella temporada quedo segundo en el Balón de Oro por detrás de Luis Suárez Miramontes del Barcelona, en una votación bastante injusta, seguramente por presiones de la federación húngara, miembro de la UEFA y que le consideraba un traidor, no pudo ganar el balón de oro.

Y es que en Hungría silenciaban todos sus éxitos.

Los medios no contaron sus éxitos, no dijeron que metió cuatro goles en la final de Glasgow. Solo en la edición de Budapest de un diario deportivo había una breve reseña donde se decía que el equipo era campeón de Europa por quinta vez. Todas las noticias llegaron de segunda o de tercera mano. En el país no se podían seguir sus éxitos, los medios los censuraron

György  Szöllösy periodista deportivo y escritor. Autor de varios libros sobre Puskás.

Temporada 1960-1961

En su tercera temporada El Comandante Galopante jugaría 41 partidos, 28 de liga, 9 de Copa, 2 de Copa de Europa, y 2 de la Primera Intercontinental, metió 28 goles en liga, 14 en Copa y 2 en la Intercontinental, que sirvieron para ganar la Liga, la Primera Intercontinental y llegar a la final de la Copa.

En octavos de final de la campaña 60-61 sufrió su primer eliminación en Europa después de cinco años de títulos, por culpa de dos arbitrajes que generaron el primer escándalo del torneo a escala europea. Lo reconoció el diario «L’Equipe», clave en la fundación de la competición en 1955.

Gento, Puskás y Di Stéfano protestando una de las múltiples acciones «dudosas» en la eliminatoria.

Puskas indicó que su compañero de selección Koscis, se dejó caer para simular falta y añadió: “Evitó mirarme a los ojos en el partido de vuelta”. Un penalti a un metro de la línea frontal, con fuera de juego previo y simulación.

Declaraciones de Puskas después del escándalo arbitral de Mr Ellis y Mr Leave

Uno de los partidos importantes en aquella temporada fue el clásico de liga en la jornada 27, el Madrid ganó y dejó sentenciada la Liga. Aquella fue la primera de una racha de cinco títulos consecutivos.

Real Madrid 3 - Barcelona 2. Temporada 1960 1961. Primera División. Jornada 27.26 de Marzo 1961.

Y aquella primera Intercontinental también tuvo su sello, siendo los dos primeros goles de la competición en la historia del legendario jugador húngaro.

Francisco Gento nos cuenta la Primera Intercontinental de la historia, ganada por el Real Madrid

Temporada 1961-1962

En su cuarta temporada Puskás jugaría 40 partidos, 28 de liga, 8 de Copa, y 9 de Copa de Europa, metió 20 goles en liga, 13 en Copa y 7 en Copa de Europa.

Ganando la Liga (quedó segundo máximo goleador), la Copa y llegando a la final de la Copa de Europa ante el Benfica, perdiendo 5-3, los 3 goles de Pancho.

En el camino para ganar la Copa de España, en Cuartos tocaría el Barcelona, tras perder 0-1 en casa tuvo que ir a Barcelona a remontar.

La prensa daba por imposible la remontada, el Madrid les demostró lo contrario.

22-04-1962 . Barcelona 1 Real Madrid 3.Copa de España temporada 1961-1962

En la final ante el Sevilla, tocaba remontar un 0-1, Puskás con dos goles, el primero de penalti, logra la remontada y se gana 15 años después la copa de España.

Madrid 2 Sevilla 1. Final de Copa del Generalísimo. 8 de julio de 1962. Temporada1961/62

Temporada 1962-1963

En su quinta temporada Puskás jugaría 39 partidos, 30 de liga, 7 de Copa, y 2 de Copa de Europa, metió 26 goles en liga y 4 en Copa.

Ganando la Liga, cayendo eliminado en semifinales de Copa ante el Zaragoza y Copa de Europa fue sorpresivamente eliminado en la ronda previa ante el Anderlech.

En esta temporada el Real Madrid, con 3 goles de Puskás y una asistencia, golearía al Barcelona en su campo, 1-5. Gran recital de Puskás, Amancio y Gento el 27 de Enero de 1963.

Barcelona 1- Madrid 5. 3 goles y 1 asistencia de Puskás. 27 de enero de 1963 . Temporada 1962/63

Esa temporada, el partido clave de liga era el derbi, gracias a los dos goles de Puskás, el Madrid ganó y con ello dejó sentenciada la liga. Su tercera liga consecutiva.

Madrid 4 Atlético de Madrid 3.Temporada 1962-1963. Madrid Campeón de Liga.

Temporada 1963-1964

En su sexta temporada Puskás jugaría 33 partidos, 25 de liga y 8 de Copa de Europa, metió 21 goles en liga y 8 en Copa de Europa.

Ganando la Liga y llegando a la final de la Copa de Europa, que se perdería 3-1 ante el Inter, Puskás no marcó en la final, pero tuvo una gran ocasión que se fue al palo.

En el clásico en el Bernabéu Puskas metió 3 de los 4 goles con los que el Madrid ganó al Barcelona.

Real Madrid 4 Barcelona 0. 3 goles de Puskás 15 de Diciembre de 1963

Otro de los partidos destacados de la temporada es la goleada 5-1 al Atlético de Madrid, Pancho con 2 asistencias y 1 gol, fue clave en el derbi.

Madrid 5 Atlético de Madrid 1.24 de noviembre de 1963. Temporada 1963-1964

Temporada 1964-1965

En su séptima temporada Puskás jugaría 25 partidos, 18 de liga, 4 de Copa y 3 de Copa de Europa, metió 11 goles en liga, 4 goles en Copa y 2 en Copa de Europa.

En la primera jornada de aquella temporada se enfrentaba el Espanyol del recién llegado Di Stéfano y el Real Madrid, Puskás con 2 goles dio la victoria al Real Madrid ante su leyenda.

Puskás y Di Stéfano salieron abrazados.

Espanyol 1 Madrid 2. Di Stéfano por primera vez contra el Madrid tras su marcha. temporada 1964-65.

Temporada 1965-1966

En su séptima temporada Puskás jugaría 14 partidos, 8 de liga, 3 de Copa y 3 de Copa de Europa, metió 4 goles en liga, 1 goles en Copa y 5 en Copa de Europa.

Aún tuvo tiempo de hacer su última gran noche europea para ayudar a conseguir la Sexta Copa de Europa, 4 goles en la remontada ante el Feyenoord.

Real Madrid 5 - Feyenoord 0. 4 goles de Puskás. La ultima gran noche europea de Cañoncito Pum.

Su último partido con el Real Madrid 1966.

El estadio Benito Villamarínn del Betis fue el escenario del último partido oficial que disputó Ferenc Puskás con el Real Madrid. Lo hizo un 8 de mayo de 1966 en la ida de los cuartos de final de la Copa y el cuadro blanco perdió 3-2.

Yo amaba el fútbol y me ponía de mala leche cuando me quitaban. Así que llegó un momento en el que salieron unos chavales que no paraban de correr como diablos y me largué a entrenar

Puskás de porque se retiró.

Temporada 1966-67

En la temporada 1966-67 no juega ningún partido oficial con el Real Madrid, pero si los amistosos que se organizaban para los suplentes.

Para muestra algunos de los partidos que disputó:

Amistoso Real Madrid Cádiz 23 de Septiembre 1966
Amistoso Real Madrid Cádiz 23 de Septiembre 1966
Amistoso Real Madrid Indauchu 19 de Enero 1967
Amistoso Real Madrid Indauchu 19 de Enero 1967

En aquella temporada, Manuel Velázquez le había quitado su puesto de titular, aun así, en los amistosos sigue demostrando que sigue teniendo mucho gol.

Puskás y Manuel Velázquez
Puskás y Manuel Velázquez

26 mayo de 1969. Homenaje a Ferenc Puskas. En Madrid (Santiago Bernabéu)

Se le tributó un partido homenaje el lunes 26 de mayo de 1969 en un choque frente al Rapid de Viena que concluyó con marcador favorable al Real Madrid por 4-2.

Crónica Homenaje a Puskás Real Madrid Rapid de Viena
Crónica Homenaje a Puskás Real Madrid Rapid de Viena

Puskas recibió la medalla de plata al mérito deportivo y recibió los aplausos del público que tanto había disfrutado con sus goles durante tantos años…

Homenaje a Puskas. Real Madrid - Rapid de Viena. 1969
Homenaje a Puskas. Real Madrid – Rapid de Viena. 1969

Su paso por los banquillos.

De 1968 a 1992, dirigirá 12 clubs en 8 países y 4 continentes entre cuales Al Masry en Egipto, Vancouver en Canadá, Murcia en España, Colo-Colo en Chile, Cerro Porteño en Paraguay, Melbourne en Australia y AEK Atenas y Panathinaikos en Grecia.

Puskás en Mendizorroza
Puskás entrenando al Alavés en Mendizorroza

Con el Panathinaikos llega a la cumbre de su historia y gloria jugando la final de la Copa de Europa 1971 contra el todopoderoso Ajax de Amsterdam de Rinus Mitchel y Johan Cruyff.

De vuelta al mítico estadio de Wembley de sus hazañas de 1953, no hubo otro milagro y Cruyff alzó el primero de sus 3 cetros continentales consecutivos, tras un claro 2-0.

Puskás con el Panathinaikos

El 28 de agosto de 1989, el periódico The Age anunciaba en una esquina de su página 33 (de 36) que Puskas era el nuevo entrenador del South Melbourne Hellas. Las conexiones que guardaba de su etapa como técnico en el Panathinaikos hicieron que acabara firmando por un equipo de raíces helenas en Australia. Siete títulos en tres años, incluyendo una Liga en su último partido, fue la última hoja de servicios de Cañoncito Pum como entrenador.

Puskás celebrando un título como entrenador del South Melbourne Hellas

Su regreso a Hungría, 25 años después.

Puskás prometió no volver nunca más a su país, se sentía traicionado por un país al que le había dado todo y que le había tratado como un criminal, además estaba muy a gusto en España.

Pero en Hungría, grandes figuras formaron un movimiento para persuadir al húngaro más famoso de la historia de que regresara a casa. Su esposa también insiste mucho. Todos los supervivientes del Equipo de Oro están haciendo un documental, no le quedaba otra que volver.

El regreso a Hungría de Pancho Puskás como un héroe

En 1981, en un nuevo partido entre Hungría e Inglaterra, Ferenc Puskas regreso a suelo húngaro como héroe nacional. Desde el Estadio Nepstadion , llamado Puskás desde 2002, 65.000 personas lo vitorearon .

Aun así, no aceptó quedarse y vivió otros once años en el exterior. Hasta que en 1992 regresó para siempre a vivir a orillas del Danubio.

En 1992 fija su residencia en Hungría y comienza a colaborar con su Federación.

En septiembre de 1992 fijó definitivamente su residencia en Hungría y se incorporó a tareas técnicas de su selección como encargado de las relaciones internacionales y supervisor del equipo juvenil, adquiriendo un compromiso hasta 1997.

Coincidiendo con su vuelta, le fueron devueltos sus galones de teniente coronel del Ejército y en diciembre de 1995 fue ascendido al grado de coronel.

El 2 de abril de 1997, ante más de 30.000 espectadores en el Estadio Nacional húngaro, en un importante acto con motivo de su 70 cumpleaños, en Budapest, recibió de manos de Juan Antonio Samaranch la Orden de Honor del COI, máximo galardón olímpico.

El 2 de abril de 1997 Ferenc Puskas recibió un homenaje por su 70 cumpleaños en Budapest.
El 2 de abril de 1997 Ferenc Puskas recibió un homenaje por su 70 cumpleaños en Budapest.

En este reconocimiento «Pancho» estuvo rodeado de algunos de sus compañeros (Di Stefano, Gento, Kubala) y adversarios (Karl Decker o Fritz Walter), así como los presidentes de la UEFA, Johansson, del Real Madrid, Lorenzo Sanz, y de varias federaciones, entre ellas la española, inglesa o rusa. Ese mismo día anunció la creación de la «Fundación Puskas», que tiene como objetivo ayudar a jóvenes futbolistas y apoyar el deporte.

1995 Proclamado máximo goleador del siglo XX

En octubre de 1995 la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol lo proclamó «máximo goleador» del siglo XX, al sumar en su carrera 528 partidos y 512 goles, por lo que, en la Gala de la IFFHS en 1998, en Múnich, se le entregó el galardón que lo acreditaba.

Puskás con el galardón de Máximo goleador del Siglo XX
Puskás con el galardón de Máximo goleador del Siglo XX

2000 Di Stéfano y Amancio viajan a Budapest enviados por el Real Madrid.

Los primeros días de octubre de 2000 fue hospitalizado en Budapest para un chequeo general en el que se le detectó que sufría una arterioesclerosis cerebral, por lo que quedó internado en la clínica Kutvolgyi.

Amancio, Don Alfredo Di Stéfano y Puskás
Amancio, Don Alfredo Di Stéfano y Puskás

Alfredo Di Stéfano, presidente de honor del Real Madrid, y Amancio Amar, vocal de la junta directiva, volaron ayer hasta Budapest para interesarse en primera persona por el estado de salud de su excompañero y amigo Ferenc Puskás. El viaje de los dos emisarios fue un gesto de interés solidario del Real Madrid para con uno de sus mitos de los años sesenta.

A Puskas, que padece una enfermedad que le ha generado trastornos en la memoria, se le iluminó la cara de alegría. El ex goleador del Madrid reconoció a Di Stéfano y ambos se fundieron en un abrazo conmovedor, según los presentes: Amancio, actual directivo del Madrid, y la mujer del jugador, Elizabet.

He venido porque no sé si tendré otra oportunidad de ver con vida a mi amigo.

Declaró Di Stéfano.

Elizabet su mujer agradeció mucho la visita.

El momento más hermoso de mi vida fue ayer por la noche cuando nuestro amigo entrañable Alfredo y mi esposo se abrazaron en el hospital. Fue el espectáculo más hermoso que jamás olvidaré, cuando los dos amigos de toda la vida se abrazaron con gran emoción. Me ha conmovido profundamente ver cómo se quieren estos dos hombres

La mujer de Puskás sobre el encuentro de las dos leyendas.

Fue a la final de la Novena en Glasgow

15 de mayo de 2002 para presenciar en Glasgow como su antiguo equipo conseguía la «Novena» Copa de Europa (Liga de Campeones).

Fue a un homenaje organizado por la UEFA, por la final de 1960, Marquitos, Santamaría, Pachín, Canario, Del Sol, Puskas, Ruiz, Pepillo, Manolín Bueno, Miche y Pantaleón por parte madridista se reunieron con lo que quedaba del Eintracht: el portero, Loy, el lateral derecho, Lutz, el interior derecha, Weilbacher, el extremo derecho, Lindner, el delantero centro, Stein, el extremo zurdo, Pfaff, el interior zurdo, Stinka, y los suplentes de aquella noche Baumler, y Bechtold.

Puskás antes de la final de la novena, en un homenaje por la final ante el Eintranch.
Puskás antes de la final de la novena, en un homenaje por la final ante el Eintranch.

21 de agosto de 2002 presenció el partido amistoso en su honor entre Hungría y España (1-1),

Con motivo de su 75 aniversario se le cambio el nombre al Estadio Nacional de Budapest, que pasaría a nombrarse Estadio Ferenc Puskás.

Para tal evento se organizó un partido amistoso entre las dos selecciones para las que había jugador la húngara y la española.

Puskas, con el presidente de la Federación Española, Ángel María Villar a su lado, da la espalda al ser mostrada la placa con su nombre en el principal estadio de Budapest
Puskas, con el presidente de la Federación Española, Ángel María Villar a su lado, da la espalda al ser mostrada la placa con su nombre en el principal estadio de Budapest

‘Pancho’ y Elizabet han manifestado su júbilo: «Se nos ha honrado con esta magnífica distinción que equivale a una condecoración. Es el mejor regalo de cumpleaños que jamás haya recibido» el exjugador.

Puskas sólo ha podido decir «gracias» emocionado por la noticia.

A veces te sonríe y no sabes si te está conociendo o no. Por ahí, que le dices algo del pasado, le sueltas algún chisme de ésos que cuenta Pachín y parece que se acuerda, pero no sé… Yo desde luego sufro mucho cuando le veo.

Di Stefáno sobre el estado de salud de Puskás en 2002.

De hecho, Puskás, que padecía esclerosis cerebral, no estuvo casi en ningún momento lucido en su homenaje, que le llegó demasiado tarde.

Parece que está bien, porque físicamente está entero, pero a veces no te reconoce. Ya sólo habla el húngaro, no recuerda el español.

Jose Emilio Santamaria presente en el acto.

En 2005 la familia de Puskás puso en venta sus recuerdos futbolísticos.

Para poder pagar los gastos hospitalarios del astro hungaro, la familia tuvo que poner en venta 93 objetos de la colección de Puskás y otros 34 objetos donados por otros vendedores para poder hacer frente a los elevados gastos médicos derivados de la hospitalización de la leyenda Pancho Puskás.

En el lote se encontraban las botas calzadas por Puskas en 1952, en la final de los Juegos Olímpicos de Helsinki contra la ex Yugoslavia, así como la camiseta que vistió en ese partido. También está la medalla de plata de los Mundiales jugados ese mismo año.

Botas de Ferenc Puskás
Botas de Ferenc Puskás

Al principio los iban a subastar, pero una empresa húngara pago casi 150.000 euros por los objetos, para que fueran expuestos en el Salón de la Fama.

La empresa húngara además donó dos de los objetos con mayor valor, tanto económico como sentimental, a la viuda de Puskás, un reloj de oro grabado y un sello del jugador.

Homenaje a Puskas 2005

Para recaudar fondo para los tratamientos de Pancho, el Real Madrid se ofreció para disputar un partido homenaje en Budapest, en el estadio que lleva su nombre, el 14 de Agosto de 2005.

Para el homenaje se creó una selección de jugadores húngaros el «Equipo Puskas» y de entrenador estuvo Lothar Matthaus,

Antes del pitido inicial, el vídeo marcador del estadio emitió imágenes de los goles de Ferenc Puskás mientras unos 50.000 espectadores en pie aplaudía al mítico exmadridista, gran ausente en el estadio debido a su delicado estado de salud. En el palco sí se encontraba su emocionada mujer quien agradeció todas las muestras de cariño recibidas.

El Real Madrid se impuso por 3-1 en el partido homenaje al mítico «Cañoncito Pum», tal como le bautizó la afición madridista, disputado en el estadio que lleva su nombre en Budapest.

Su fallecimiento en 2006

A las 7 de la mañana de un 17 de noviembre de 2006, en un hospital de Budapest, se apagó la luz de una leyenda del fútbol mundial. Ferenc Puskás, a los 79 años, fallecía después de seis años con Alzheimer y con problemas respiratorios y hemodinámicos.

De ese modo nos dejó uno de los mejores futbolistas de la historia, un hombre que como el mismo dijo quizás le gustaba más el fútbol que la vida.

Puskás: "A mí, el fútbol me gusta, quizás, más que la vida"

El mundo del fútbol se volcó con la noticia y, sobre todo, en Hungría y en España, se sucedieron las reacciones de tristeza.

Uno de los más afectados fue su gran amigo Don Alfredo Di Stéfano:

Era mejor persona que futbolista, y con eso lo digo todo. Todo el mundo sabe que era un extraordinario jugador y mucho mejor como persona. Un hombre muy generoso y dadivoso que tenía un agujero en la mano, como le dijo Santiago Bernabéu en su día

Fue enterrado en la Catedral de San Esteban de Budapest

La admiración que sigue despertando en su país es tan grande que fue enterrado con reyes, jefes de estado y príncipes en la Catedral de San Esteban en Budapest.

Funeral Multitudinario de Ferenc Puskás 2006

En su funeral aparecieron estrellas y personalidades de todo el mundo, como la delegación del Real Madrid y excompañeros como Gento, Santamaría, también sus ex jugadores del Panathinaikos…

Ramón Calderón, entonces presidente del Madrid, dio un discurso y estuvieron presentes grandes personalidades del mundo del Fútbol como Sir Bobby Charlton, Beckenbauer, Michel Platini…

En representación de la nación, el presidente de la República, László Sólyom, se despidió del ejemplo de millones de personas, mientras que Juan Antonio Samaranch, presidente del Comité Olímpico Internacional, y Joseph Blatter, primer hombre de la FIFA, elogiaron a Pancho.

Decenas de miles de personas se reunieron para el funeral y vieron la ceremonia por la televisión húngara que transmitió el funeral en directo.

El parlamento detuvo todas las actividades para honrarlo durante un minuto.

Su tumba ya no puede ser visitada por sus admiradores, ya que fue profanada por varias personas sin escrúpulos en 2008, dos años después de su muerte.

El 18 de Noviembre de 2006 el Madrid le dio un sentido homenaje antes del Real Madrid – Racing

El 18 de Noviembre de 2006 el Madrid le dio un sencillo homenaje a su mítico goleador Ferenc Puskas, antes del Real Madrid – Racing, días después de su muerte.

Homenaje a Puskás antes del Real Madrid Racing 18 de Noviembre de 2006

Con un emotivo minuto de violonchelo y una sonada ovación.

El Real Madrid se impuso por 3-1 al Racing de Santander y los entonces entrenados por Fabio Capello le dedicaron la victoria, al bueno de Pancho Puskás.

Homenaje a Ferenc Puskás 2013

Allí estaba Elisabeth Puskas, viuda de Ferenc Puskas. Y Pal Schmitt, expresidente de Hungría. István Simicskó, ministro de Deportes de Hungría. Lórinc Mészáros, presidente de la Academia Ferenc Puskas y János Jakab, consejero delegado de la Academia Ferenc Puskas.

Homenaje a Puskás 2013

El presidente blanco destacó sus marcas: «Puskas era todo un espectáculo como jugador. Llegó con más de 30 años y muchos no se imaginaban que iba a convertirse en uno de los jugadores más queridos. Tuvo números de impresión para un futbolista de impresión. ».

Se proyectó un vídeo con las mejores imágenes de la etapa de Puskas en el Real Madrid. Ferenc marcó 511 goles en 533 partidos. Está dicho todo.

En 2014 se empezó a comercializar la Cerveza Puskás

La Fundación Puskás puso en venta la cerveza Puskás,  parte de cuyos ingresos se destinan a un fondo para ayudar a familiares de ex futbolistas que se encuentren en difícil situación financiera.

Cerveza Puskás

Homenaje a la leyenda de Puskás en el Santiago Bernabéu 2016

La Fundación Real Madrid y la Embajada de Hungría organizaron en 2016, en el palco presidencial del estadio Santiago Bernabéu un homenaje a la leyenda del fútbol europeo Ferenc Puskas cuando se cumplen 10 años de su fallecimiento.

El acto, moderado por el periodista Julio César Iglesias, contó con la presencia de Paco Gento, presidente de honor del Real Madrid, compañeros de equipo como Amancio, Santamaría y Pachín, José Tóth-Zele, entrenador en su época en Hungría, Eniko Gyori, embajadora de Hungría en España y Gergely Gulyas, vicepresidente del parlamento húngaro.

Gento, Amancio, Santamaría y Pachín 10 años sin el 10. 2016
Gento, Amancio, Santamaría y Pachín 10 años sin el 10. 2016

Homenaje a Puskás en 2020

El ministro de Asuntos Exteriores y Comercio de Hungría, Péter Szijjártó, y Florentino Pérez presidieron el acto de homenaje a Ferenc Puskas que tuvo lugar en la Ciudad Real Madrid. Los dos llevaron a cabo una ofrenda floral junto al busto de la leyenda húngara que hay en las instalaciones del Real Madrid en Valdebebas.

A continuación, hubo un intercambio de obsequios, en el que el presidente obsequió a Szijjártó con una camiseta personalizada.

Péter Szijjártó, y Florentino Pérez

Anécdotas de Ferenc Puskás

Aprendió español leyendo novelas del Oeste de Marcial Lafuente Estefanía.

Ya antes de llegar a España, era un asiduo lector de las novelas sobre los indios y los vaqueros. Le fascinaba todo lo que tenia que ver con las historias de vaqueros, cada vez que podía y le alcanzaba el dinero, salía corriendo al cine Royal de avenida Üllői, donde se veía las películas de tiroteo, gángsters y vaqueros.

Su español no era muy bueno, y decía casi más tacos que palabras, lo que sabia de español lo había aprendido leyendo novelas del oeste.

Lo primero que acertó a pronunciar en español fue «hijoputa» y «coño», para hacerse respetar por los adversarios

Recuerdo que lo primero que aprendió de español fueron todos los tacos. Los recitaba. Aprendió a hablar leyendo esos libritos del oeste de Marcial Lafuente Estefanía. Los compraba cuando íbamos de viaje en la estación de Atocha o en la estación del Norte.

Santamaria sobre como aprendió español Santamaria
Con libros como este Puskás aprendió español

No se le entendía nada pero hablaba perfectamente. Era un tipo bondadoso. Sus compatriotas, cuando llegaban a Madrid, le iban a buscar y él se iba con ellos, se tomaba tres vinos y se ponían a llorar recordando su Budapest natal.

Marquitos

Puskás el hombre de los mil nombres.

Ferenc era de origen suevo, es decir, húngaro de origen alemán, en su familia se había mantenido el apellido familiar Purczfeld. Pero como otro muchos húngaros de origen alemán se lo cambio después de la Segunda Guerra Mundial, por la mala imagen que se había ganado a pulso todo lo alemán, por Puskás, que en húngaro significa escopeta, lo cual visto su trayectoria le venía bastante bien.

Aun así, en su Hungría, amigos, familiares y aficionados al fútbol le llamaba cariñosamente Öcsi «hermano pequeño», mote que le viene de su etapa juvenil por ser el más pequeño de su equipo, tanto en edad como en estatura.

Más adelante al darle el título de coronel, también le empezaron a llamarle «El Mayor Galopante» por su cargo en el ejército y por su ir y venir incansable sobre el campo.

Al llegar a España, se tenía la manía de traducir los nombres, así que su Ferenc natal, se transformó en Francisco, pero sus compañeros del Madrid se lo cambiaron a Pancho. Así lo contaba Don Alfredo Di Stéfano:

Los Franciscos en España son Pacos, y en Argentina son Panchos. Aquí en España, ya había un Paco, que era Francisco Franco; así que le pusimos Pancho

Alfredo di Stéfano.

Pero la cosa no podía quedar así, los aficionados madridistas tras ver su capacidad para romper las redes rivales con el cañón que tenia por zurda le apodaron “Cañoncito Pum”.

Metió un gol de falta desde 40 metros por la escuadra, le hicieron repetirla y la metió por le mismo sitio.

Nos pitan una falta a favor a 40 metros de la portería. Se preparó, tiró y gol. Lo anula el árbitro. Vuelve a tirar y la vuelve a meter por la escuadra y en el mismo lugar. En ese momento miró de nuevo al árbitro y le dijo: «¿La repito?»

Jose Emilio Santamaria

Y de ese modo recordaba aquella anécdota el mismo Pancho;

Puskas pone especial énfasis en uno bis que le coló a Medinabeytia, portero del Atlético. Fue en 1961. Recién comenzado el derby…

Griffa me hizo una falta. Me quedé tirado en el suelo, y él me decía: ‘Levántate, coño’, pero, claro, aunque tiraba de mí yo no podía porque al mismo tiempo me estaba pisando la mano. Cuando me puse en pie, pegué la falta y gol. El árbitro lo anuló porque decía que no había pitado. Yo nunca esperaba que lo hicieran, en cuanto les veía el culo pegaba. Tuve que repetir el lanzamiento y la clavé en el mismo sitio.

Cañoncito Pum sobre aquella falta.

Puskás fue uno de los causantes de la creación de la Copa de Europa

El germen de la creación de la Copa de Europa tuvo su inicio en el partido Wolverhampton contra el Honved de Pancho Puskás el 13 de diciembre de 1954, partido que en Inglaterra se veía como la revancha a las dos palizas propinadas por la selección magiar unos meses antes.

Los jugadores del Hoved empezaron ganando 0-2, pero después acusaron el cansancio del viaje y terminaron perdiendo 3-2.

Cartel del Wolverhamptom Wanderers contra el Hoved de Puskás Diciembre de 1954
Cartel del Wolverhamptom Wanderers contra el Hoved de Puskás Diciembre de 1954

Después de las derrotas 3-6 y 7-1 de la selección inglesa ante los húngaros, aquella victoria ante el equipo que formaba el esqueleto de la selección creo un clima de euforia en las islas desmesurado.

De ese modo, el 14 de Diciembre de 1954, el Daily Mirror afirmo sin reparos que «Wolves era el más grande», refiriéndose a que era el mejor equipo del mundo al ganar al Hoved. De igual forma, en el Daily Mail, David Wynne-Morgan, columnista del Daily Mail, proclamó igualmente a los Wolves «campeones del mundo». 

A aquella información, Gabriel Hanot, enviado especial de L’Équipe para ese partido, respondió que por ganar un partido en casa no se podía afirmar eso, que para poder hacer dicha afirmación sería necesario que jugaran a doble partido los mejores equipos del continente.

L'Equipe dijo que los Wolves no eran 'campeones del mundo' y pidió una competición europea de clubes
L’Equipe dijo que los Wolves no eran ‘campeones del mundo’ y pidió una competición europea de clubes

No, Wolverhampton no es todavía el campeón del mundo de clubes, pero L’Équipe lanza la idea de un campeonato de Europa con los equipos de cada nación

Gabriel Hanot, acababa de inventarse la Copa de Europa.

En Abril de 1955 se hizo la primera reunión entre los representantes de 15 clubs europeos para crear la competición europea.

A aquella reunión el Barcelona no quiso asistir, no le veía futuro, ellos disputaban la Copa de Ferias y no veían la necesidad de crear otra competición, pero Bernabéu si que asistió, pese a la oposición de Franco y crearon la mejor competición de todos los tiempos.

El 21 de mayo, en París, hubo una reunión entre la entonces recién creada UEFA y el comité, la UEFA dio el visto bueno a todo.

El 4 de septiembre de 1955, solo nueve meses después de aquel partido del Wolves frente a Puskás, el Sporting Clube de Portugal y el Partizan de Belgrado juegan en el Estadio Nacional de Lisboa el primer partido de la nueva competición.

Primer partido copa de Europa Sporting Partizan 4 de Septiembre de 1955
Primer partido copa de Europa Sporting Partizan 4 de Septiembre de 1955

Y el resto es historia del fútbol, muy especialmente del Real Madrid.

Elegido como el cuarto mejor de Europa y el sexto mejor del mundo del Siglo XX

La Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol le nombró como sexto mejor jugador del Siglo XX, cuarto de Europa (considerando a A Di Stéfano como europeo, por su doble nacionalidad argentina y española).

6º Mejor jugador del Siglo XX. 4º Mejor jugador europeo Siglo XX.

Le pusieron su nombre a un asteroide

El asteroide (82656) Puskás, descubierto en el año 2001 desde el Observatorio de Calar Alto en Almería, lleva este nombre en su memoria.

Orbita del asteroide Puskás
Orbita del asteroide Puskás

Puskás es un asteroide perteneciente al cinturón de asteroides, descubierto el 10 de agosto de 2001 por Krisztián Sárneczky y Gyula M. Szabó desde el Observatorio de Calar Alto, en Almería, España.

Tiene un busto en Valdebebas al lado del Estadio Alfredo Di Stéfano (2013)

El 23 de Octubre de 2013 se inauguraba en la Ciudad Deportiva e Valdebebas un busto de Pancho Puskás. Para el acto acudió la viuda del exfubolista, así como sus excompañeros, Amancio, Pirri, Gento, Santamaría, y en representación de Hungría, el que fuera presidente de Hungría Pál Schmitt -miembro del COI- y el ministro de deportes húngaro, István Simicskó.

Inauguración del busto de Puskás en la Ciudad Deportiva. 2013
Inauguración del busto de Puskás en la Ciudad Deportiva. 2013

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, dio un discurso de inauguración:

Para los aficionados que tuvimos la fortuna de verle y de celebrar sus goles, Puskas era todo un espectáculo como jugador. Seguro que no eran muchos los que imaginaban que aquel futbolista que llegaba al Real Madrid con mas de treinta años de edad y alejado de la alta competición iba a convertirse en uno de los mitos más queridos por todos los que sienten pasión por nuestro escudo

Dijo Florentino Pérez en el acto inaugural.

Era muy generoso con los más necesitados.

Todos sus compañeros, amigos, familiares y hasta el gran Don Santiago Bernabéu siempre han dicho que Puskás tenía un agujero en la mano, todo lo que tenía se lo daba a los que podía ayudar.

Pero para entenderlo mejor nada como esta anécdota que cuenta José Emilio Santamaría sobre Pancho Puskás.

Un día de mucho frio, Pancho abrigado con un bonito abrigo, junto a algunos jugadores del filial, salía del Santiago Bernabéu después de entrenar.

Mientras caminaban juntos por Concha Espina se encontraron con un mendigo pidiendo, con las manos temblando del frio y con el rostro derrotado.

Pancho, antes esos jugadores que quería ser como él, se quito el abrigo se lo dio al mendigo y le dijo.

Póntelo, esto es para ti siempre y que no te lo quite nadie. No lo vendas, hace frío y es para que no lo tengas

Puskás a un mendigo

Pancho en mangas de camisa y corbata siguió caminando bajo el frio, mientras los chavales veían como el mendigo sonreía y le brillaban los ojos de felicidad.

Luego se giro y les dijo a aquello chavales:

Ayudad siempre, os puede pasar a vosotros, no crean que eso les sucede solo a otros

Dijo Cañoncito Pum a los chichos del filial

Puskás que durante su juventud en Hungría vio a mucha gente pasar muchas penalidades, era muy sensible con la situación de las personas más desfavorecidas, y quiso que los jóvenes también aprendieran esa lección.

A parte de esta anécdota, es sabido que todos los días tenia refugiados húngaros comiendo en su casa y que muchos de sus problemas en los negocios también fueron por ayudar a otras personas.

La FIFA creó el “Premio Puskás” que reconoce el mejor gol de cada temporada.

El 20 de Septiembre de 2009, en la Academia de fútbol Ferenc Puskás, la FIFA y la viuda del legendario futbolista Ferenc Puskas presentaron el premio al que da nombre el mítico jugador húngaro y que reconoce el mejor gol del año.

Acto para presentar el Premio Puskás al gol más bonito
Acto para presentar el Premio Puskás al gol más bonito

Quiero que los jóvenes futbolistas que ganen el Premio Puskás de la FIFA en el futuro aprecien este honor y que los hinchas del mundo entero estén orgullosos de ellos

Erzsébet Puskás, la viuda del delantero húngaro

El galardón que lleva su nombre se otorga al gol más bonito del año anterior.

Curiosamente el primer galardonado por el premio fue Cristiano Ronaldo, eso si, marcado en 2008 antes de militar en el Real Madrid y entregado por la viuda de Puskás.

La mujer de Puskás da el galardón al que da nombre su esposo a Cristiano Ronaldo en 2010
La viuda de Puskás da el galardón al que da nombre su esposo a Cristiano Ronaldo en 2009

Estando en Australia le retaron unos estudiantes a dar al larguero 10 veces.

Un verano a fines de la década de 1980, su barriga ya no le dejaba ver los pies que lo convirtieron en una leyenda. Estaba en un Campus australiano, junto a Denis Law y George Best, dando clases de fútbol.

Al terminar un día de entrenamiento, el ex delantero del United contó a la prensa de la época:

Todos los jóvenes se estaban riendo de Puskas” llamándole “viejo gordo”, Decidimos dejar a los tipos desafiar un entrenador a golpear el travesaño 10 veces seguidas, obviamente eligieron al viejo gordo. [Denis] Law preguntó a los niños cuántas veces creían que el viejo y gordo entrenador lograría de las diez. La mayoría dijo menos de cinco. Yo dije diez.

Incluso, un chico gritó que ninguna, que no podría ver la bola con tamaña panza.

Anécdota contada por George Best

El viejo gordo -soltó Best- ha acertado las nueves primeras. Para la décima levanta el balón, se lo lleva de los hombros a la cabeza con dos toques, lo prepara con la espuela y lo mete por la escuadra con un cañonazo rozando el larguero. Todo el mundo se ha quedado en silencio hasta que un chico ha preguntado cuál era su nombre. Le he contestado que Mr. Puskas. Ferenc Puskás, por supuesto.

George Best, el más grande futbolista de la historia de Irlanda

Apareció junto a Gento en el «Un, dos, Tres» con Mayra Gómez Kemp

El 9 de septiembre de 1983 hicieron una breve aparición el certamen televisivo «Un, Dos, Tres», dos grandes del Real Madrid como Puskás y Gento, junto al juvenil del Real Madrid, y dio a los jóvenes futbolistas una serie de consejos para triunfar. Ahora puede parecernos trivial, pero en 1983 este programa era la líder indiscutible de la televisión.

Puskás y Gento en el Un, Dos, Tres El 9 de septiembre de 1983

Fue un gran emprendedor pero con muy poco exito

Desde joven Pancho emprendió en los negocios, como pago a los éxitos deportivos del Honved, se le asignó la coordinación de una fábrica en Budapest, cargo que tras regresar de los Juegos Olímpicos de Helsinki en 1952, se transformó en la regencia de una ferretería, que tuvo que cerrar porque regalaba más ollas de las que vendía.

Y al llegar a España, siguió emprendiendo, monto un bar-restaurante y tuvo una fabrica de salchichas.

De niño, un comerciante de su barrio les daba una gran salchicha de premio al que jugaba mejor, cuando aquel comerciante llego a España huyendo del Régimen comunista, Puskás vio la oportunidad.

En 1963 registro su marca de salchichas «Salchichas Puskás» y puso a aquel comerciante húngaro de encargado.

Puskás en su fabrica de salchichas en Madrid.
Puskás en su fabrica de salchichas en Madrid.

Las salchichas echas al estilo tradicional húngaro y con los mejores ingredientes importados de Hungría tuvo un inicio esperanzador, la figura de Puskás estaba todavía en su máximo esplendor, se llegaron a vender en buena parte de España. Pero su sabor exótico y picante y los aranceles que tenía que pagar para traer los productos de su país… terminaron con la fabrica arruinada y cerrada a los 5 años de su inauguración.

Banderin «Salchichas Puskas»

Mientras finiquitaba su empresa de salchichas y al terminar su carrera deportiva montó su restaurante, el «Pancho Puskas» muy cerca del estadio, en la calle Doctor Fleming, 24.

Anuncio de la inauguración del Bar Restaurante Pancho Puskas 8 de Julio de 1967
Anuncio de la inauguración del Bar Restaurante Pancho Puskas 8 de Julio de 1967

En aquel restaurante se juntaban las mayores personalidades de la época del mundo de arte, deporte… se podía degustar comida española, francesa y húngara. Pero tras el auge inicial, el flamante local no triunfó y tuvo que cerrar, además que según dicen el socio en aquella aventura le engañó.

Bar - Restaurante "Pancho Puskás" cerca del Bernabéu
Bar – Restaurante «Pancho Puskás» cerca del Bernabéu

En Hungría es venerado como un héroe nacional,

A lo largo del país podemos encontrar infinidad de monumentos, estadios, calles… con el nombre de la leyenda Puskás.

Algunos de esos homenajes son los siguientes:

Academia de Fútbol Ferenc Puskás

Inaugurada con motivo del 80 cumpleaños de Puskás, el 1 de abril de 2007, la academia de fútbol Puskás es la más grande de Europa.

En las seis hectáreas que ocupan las instalaciones hay nueve campos de entrenamiento, el estadio con capacidad para 3.500 personas, Estadio «Pancho Arena», una residencia que acoge a 111 chicos internos y todo tipo de facilidades para trabajar con los mejores talentos del país. 

Academia Ferenc Puskás
Academia Ferenc Puskás

La academia conto desde el principio con el permiso y apoyo de la familia Puskás.

Su fundador, Viktor Orbán, Primer Ministro de Hungría, enfatizó en la inauguración: la Academia Puskás principalmente educa y educa a la gente verdadera, al igual que Puskás, quien, además, juega un fútbol excelente.

Desde 2011 el Real Madrid por medio de escuela sociodeportiva de fútbol y baloncesto “RealTanoda” en colaboración con la Fundación de la Academia Ferenc Puskás, realiza en sus instalaciones una labor que tiene como objetivo igualar en oportunidades a los niños y niñas con menos posibilidades de acceder a la práctica deportiva o en riesgo de exclusión social. La escuela ayuda a facilitarles el acceso al deporte y a integrarles con los otros niños. Además de fútbol y baloncesto, el programa de RealTanoda incluye comida, apoyo escolar, excursiones culturales y educativas, y la participación de los beneficiarios en torneos sociales.

ESCUELA SOCIODEPORTIVA DE FÚTBOL Y BALONCESTO DE LA FUNDACIÓN REAL MADRID "REALTANODA"
ESCUELA SOCIODEPORTIVA DE FÚTBOL Y BALONCESTO DE LA FUNDACIÓN REAL MADRID «REALTANODA»

Puskás Ferenc utca (calle)

Al año de la muerte del astro húngaro, se le renombró la calle que se encuentra al lado del estadio de Kispest, nombrado Bozsik, amigo y compañero de Puskás., es la primera persona a la que se puso una calle antes de los 25 años de su muerte, ya que por ley deben pasar esos años para poder hacerlo.

Puskás Ferenc utca (calle)
Puskás Ferenc utca (calle)

Un centenar de personas participaron en la ceremonia de inauguración, incluido el alcalde Budapest, Gabor Demszky.

Pero el caso de Puskás es especial y se hicieron todos los tramites habidos y por haber para conseguirlo en tiempo récord.

El Estadio Nacional, el Puskás Aréna

Renombrado en 2002 en un emotivo acto con la presencia, del ya muy enfermo, Pancho, fue demolido en 2016 para crear un nuevo estadio que terminó en 2019 y que mantiene su nombre el Puskás Arena.

Estadio Puskás Arena

Para muchos, es considerado como uno de los mejores estadios de Europa. Con una capacidad de 67.215 personas, posee la calificación de cinco estrellas por parte de la FIFA y la UEFA.

Estatuas de Ferec Puskás en Budapest

La más famosa quizá es la que se inauguró en 2013 en presencia de la viuda del jugador, en el distrito de Óbuda.

Estatua homenaje a Pancho Puskás
Estatua homenaje a Pancho Puskás

Pero no es la única estatua que hay en homenaje a la mejor zurda de la historia, cerca del campo que lleva el nombre de su mejor amigo.

Estatua de Puskás en Kispest
Estatua de Puskás en Kispest

Y a la entrada del estadio «Pancho Puskás», hay otra estatua creada por la escultora húngara Bela Domonkos.

Estatua de Puskás a la entrada del Pancho Arena
Estatua de Puskás a la entrada del Pancho Arena

Y otros múltiples lugares tienen su nombre a modo de homenaje.

La estación de Metro Ferenc Puskas, placa conmemorativa, Asociación Húngara de Fútbol, Escuela Primaria Puskás Ferenc, el Puskás Pancho Sport Pub….

Puskás Pancho Sport Pub
Puskás Pancho Sport Pub

En Resumen podemos decir que Puskás fue un extraordinario jugador, uno de los mejores de la historia, con una vida llena de éxitos y de pesares, pero que por encima de todo, según atestiguan los que le conocieron, fue una extraordinaria persona.

Por último, los enlaces para conocer más y mejor a Ferenc Puskás.

Página Wikipedia de Ferenc Puskás
Pagina Real Madrid de Ferenc Puskás
Ficha de Ferenc Puskás en Transfermark
Ficha en BDFutbol de Ferenc Puskás